/, Divulgación/Juguetes romanos: la muñeca de trapo

Juguetes romanos: la muñeca de trapo

Es de largo conocida la afición de los romanos por los juegos de entretenimiento con los que matar el tiempo en sus ratos de ocio, muchos de los cuales han pervivido hasta nuestros días casi  sin variaciones, permitiéndonos conocer parte de su universo social e  íntimo de la vida cotidiana que comenzaba desde la más temprana niñez. Muchos de estos pasatiempos se remontan a los albores de la civilización, difundidos gracias al contacto entre personas de distintas culturas y el comercio, elemento principal a través del cual se han introducido muchos de los avances de la humanidad a lo largo de la historia.

Muñeca de trapo romana del año 300 aC British Museum

Caso singular y llamativo dentro del universo los juguetes infantiles (y para muchos las grandes desconocidas) son las muñecas. En el mundo romano tenemos ejemplos  realmente llamativos de muñecas de hueso, madera o barro, con extremidades articuladas, peinados, rostro y demás fisonomía tallada, a las que  posiblemente se les adornaba con cuidados vestidos y abalorios, todo ello al alcance  de aquellas niñas romanas con más estatus social.

Aún más desconocido es el concepto del uso de las muñecas de trapo, sin embargo seguramente sería la muñeca más popular entre la gran mayoría de las niñas, ya que un pedazo de tela rellena y arreglada con esmero era más fácil de realizar en casa o adquirir en el mercado. Los materiales perecederos con los que estaba elaborada hacen que su hallazgo sea complicado, pero sabemos que su utilización será constante en la historia hasta su declive frente a las muñecas más modernas que utilizan otros tipos de materiales plásticos para su estructura.

El clima de Egipto nos ha permitido constatar el huso de ese tipo de muñecas en época romana, posiblemente heredado de sus antecesores, con un magnífico ejemplo atesorado en el Museo Británico, datada entre los siglos I-V d. C. y donado a la institución por el Fondo de Exploración de Egipto. Esta muñeca de trapo, con un altura de 19,05 cm, está elaborada mediante un paño de lino relleno de lana y papiro, al que se le unió un rollo horizontal  a modo de brazos. Conserva restos de lana de distintos tonos (ahora descoloridos) y un abalorio o perla de color azul fijado al lado derecho de la cabeza, que posiblemente se trate de un adorno para el cabello. Su atuendo es para nosotros desconocido pero seguramente correspondería con la moda del lugar y la época, o quizás fue completamente diferente en una búsqueda de lo exótico o singular, por ahora  no lo sabemos.

En un ejercicio de arqueología experimental, y tomando la muñeca del Museo Británico como inspiración, hemos podido recrear cómo sería un modelo básico de estas muñecas de trapo, vistiéndola y adornándola según el estilo que podríamos encontrar a lo largo del período que conocemos como “Mundo Antiguo”, proceso del que hemos podido recopilar resultados verdaderamente interesantes.

Aunque a día de hoy no sabemos como sería su aspecto real al completo, lo que realmente podemos asegurar es que formó parte de los juegos y la vida diaria de los más pequeños de la familia a la que perteneció, la cual nunca imaginó que su pequeño juguete llegaría tan lejos en el espacio y en el tiempo, llegando a convertirse en un elemento representativo que nos ayuda a comprender y conocer  la historia del juguete y el ocio infantil del mundo romano.

Miriam Fernández Otero.

By |2018-04-10T12:38:39+00:00mayo 12th, 2017|Curiosidades, Divulgación|0 Comments

About the Author:

Leave A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.