Desde finales de la Edad del Bronce, durante toda la Edad del Hierro y con cierta continuidad en la época romana, se desarrollo en el noroeste peninsular una importante cultura conocida con el nombre de castreña o de los castros.

Los juguetes se encuentran en todas las culturas, y los romanos no fueron una excepción. El origen de las muñecas es incierto, ya que se hunde en lo más profundo de la historia, pero sabemos que podían estar hechas en distintos materiales  y contar con miembros articulados, pelo, maquillaje, ropa y complementos según la moda del momento.